Nepal Earthquake
 Menu

Preguntas frecuentes


¿Cuáles son los requisitos de los misioneros de Evangelio para Asia?

Buscamos a los que definidamente Dios ha llamado a ir a las áreas aún no alcanzadas, para evangelizar y fundar iglesias. No es solamente un puesto. Un asalariado renuncia al trabajo cuando el camino se vuelve duro. Nuestro compromiso es entrenar y enviar a hombres y mujeres que solamente buscan la aprobación de Dios y la gloria de Dios – los que no pueden ser comprados y los que no buscan su propio bien – ni siquiera en el trabajo del Señor.

También deben ser personas de integridad en cuanto a su compromiso con la Palabra de Dios y la sana doctrina, dispuestos a obedecer las Escrituras en todo asunto, sin lugar a dudas. Estos deben mantener un testimonio intachable, tanto en su caminar con el Señor como con sus familias. Buscamos aquellos que están dispuestos a trabajar duro para alcanzar a los perdidos dentro y alrededor del campo misionero en el que se les pone. Cada misionero es también un pastor del rebaño que el Señor ha levantado. El protegerá a éstos nuevos creyentes y los guiará a su madurez en Cristo, enseñándoles la Palabra de Dios y equipándolos para ganar a los perdidos en estas regiones.

[ir hacia arriba]

¿A quién le rinden cuentas los misioneros nativos?

Tomamos varias medidas para asegurar que nuestros sistemas para rendir cuentas funcionen sin fallar. En cada región, los misioneros se reúnen por lo menos una vez al mes por varios días para ayunar, orar, y compartir juntos sobre la extensión del Reino en su campo misionero correspondiente. En cada caso, los misioneros nativos son supervisados por los líderes locales, bajo quienes trabajan. A su vez, estos líderes pasan mucho tiempo en reuniones con líderes, hombres temerosos de Dios, de más alta jerarquía. Los líderes que supervisan el ministerio son hombres de integridad y han tenido un buen testimonio en su vida y ministerio por muchos años.

[ir hacia arriba]

¿Son auditados en el campo los registros financieros de los misioneros?

Sí, los registros financieros son examinados por nuestras oficinas administrativas en el campo misionero para asegurar que los fondos son utilizados según el propósito previsto. Una cuenta detallada y por escrito se requiere para proyectos como cruzadas en las aldeas, conferencias de capacitación, y programas especiales. Ambos, los líderes y los misioneros involucrados reciben los fondos misioneros y firman el recibo por tales fondos, y estos recibos son revisados. Todos los registros financieros en el campo también son auditados anualmente por contadores públicos independientes.

[ir hacia arriba]

La Ventana 10/40 parece ser el enfoque de muchas organizaciones misioneras. ¿Cuál es la perspectiva de Evangelio para Asia?

Un antiguo proverbio dice que “la vaca en el libro de ilustraciones no va a salir ni comer el pasto.” Se ha hablado mucho y bastante información se ha dado sobre la Ventana 10/40 y los 2.7 mil millones de personas que todavía no han oído el Evangelio. Necesitamos movernos de información a implementación si queremos alcanzar a estas personas con el Evangelio.

Noventa y siete por ciento de la gente aún no alcanzada del mundo vive en la Ventana 10/40, también conocida como “El cinturón de resistencia. ” Una mirada de cerca a la Ventana 10/40 revela que hay más etnias todavía no alcanzadas en el Norte de India que en cualquier otra parte del mundo.

Con más de 30 años de edad, Evangelio para Asia apoya a más de 16.500 misioneros trabajando en algunos de los países asiáticos más necesitados – principalmente en la ventana 10/40. Aunque EPA ha estado trabajando entre la gente no alcanzada desde el principio del ministerio, en los últimos 15 años hemos enfocado nuestra estrategia para alcanzar a los menos alcanzados.

[ir hacia arriba]

¿Cómo son capacitados los misioneros nativos?

Evangelio para Asia ha establecido 67 colegios bíblicos en el corazón de la ventana 10/40. Hoy en día, 9.000 estudiantes están emprendiendo el programa de capacitación de tres años. Después de graduarse, irán a fundar iglesias en las áreas todavía no alcanzadas para compartir el amor de Jesús.

La capacitación es intensiva. Para los estudiantes, el día empieza a las cinco de la mañana. La primera hora se pasa en la oración y la meditación en la Palabra de Dios. La enseñanza y el entrenamiento práctico ocurren durante el resto del día. A las once se acuestan.

Cada viernes por la noche se dedican al ayuno y a más de dos horas de oración. Cada fin de semana, los estudiantes van a las aldeas cercanas no alcanzadas para evangelizar. Para el fin del año escolar, habrán fundado docenas de iglesias que se reúnen en casas y congregaciones como resultado de estos evangelismos de los fines de la semana. Antes de terminar la capacitación de tres años, cada estudiante habrá leído la Biblia entera cuidadosamente por lo menos tres veces.

Los estudiantes pasan el primer viernes de cada mes en oración que dura toda la noche, orando especialmente por las etnias no alcanzadas y por otras naciones. Durante estas horas de oración, la realidad del mundo perdido se vuelve muy palpable en sus corazones. Durante los tres años en el colegio bíblico, cada estudiante tiene la oportunidad de orar por docenas de etnias totalmente sin alcanzar. A la vez, busca la voluntad de Dios con respecto al lugar donde Él quiere que sirva después de la graduación.

[ir hacia arriba]

¿EPA se enfoca solamente en el evangelismo?

“Alcanzando a los aún no alcanzados en nuestra generación.” Esta visión poderosa es el único propósito que Dios le dio a Evangelio para Asia desde el principio de la organización.

¿Cómo es posible cumplir con este llamado? La mayoría de los grupos aún no alcanzados viven en la ventana 10/40, en naciones que restringen severamente o están cerradas a los misioneros extranjeros. Dadas las circunstancias, el Señor claramente nos llevó a usar el método más efectivo: ayudar a los nativos a alcanzar a sus paisanos y así cumplir con la Gran Comisión como se nos ordena en Mateo 28:19-20. Estos la cumplen interculturalmente, entre culturas similares, y trans-culturalmente.

Sin duda, el Señor ha puesto Su mano en cada etapa del crecimiento de EPA desde su pequeño principio de solo apoyar a algunos misioneros, hasta proveerles herramientas como la literatura y las bicicletas. Luego camionetas, películas, proyectores, y generadores. Después empezamos a apoyar a miles de misioneros nativos en siete naciones y formamos una red de líderes, coordinadores y sistemas para rendir cuentas.

El Señor permitió a EPA comenzar una emisión de radio en un idioma indio y crear un sistema de seguimiento para los oyentes. Hoy en día, las emisiones en más de 103 idiomas se escuchan diariamente por millones de personas. Como parte del seguimiento, EPA empezó a publicar y distribuir libros, tratados, y otra literatura evangelista.

Para movilizar a cientos de misioneros nuevos destinados a los campos no alcanzados de Asia, EPA empezó un curso intensivo de capacitación misionera de tres años. Esto luego llegó a ser un colegio bíblico de tres años. Hoy en día existen 67 colegios bíblicos y un seminario de tres años.

Estos colegios producen anualmente miles de nuevos misioneros para ir a los campos todavía no alcanzados. La mayoría de los graduados llegarán a ser pastores. Como consecuencia directa, EPA ha empezado un ministerio para fundar iglesias que se llama “Iglesias de los Creyentes”. Este ministerio se enfoca específicamente en los nuevos creyentes evangelizados por los misioneros de nuestros colegios.

En el pasado, todo esto nos parecía como las piezas de un rompecabezas. Pero ahora vemos que cada etapa del crecimiento y expansión de EPA era parte de un plan estratégico. Fue la preparación del Señor para llevar a este ministerio al punto donde Él nos podría encargar capacitar y enviar a miles de misioneros que comparten del amor de Jesús en las áreas menos alcanzadas de la Ventana 10/40.

Sin embargo, ¡hay tanto que hacer! Millones de personas todavía no han oído el Evangelio por primera vez. Estamos determinados a seguir adelante, creyendo que el Señor nos permitirá enviar misioneros a los campos de la madura cosecha de Asia.

[ir hacia arriba]

¿Qué métodos usan los misioneros nativos?

Aunque las películas, la radio, la televisión, y el video se vuelven más comunes en Asia, ¡los métodos más efectivos todavía son los que vemos en el Nuevo Testamento, en el libro de los Hechos!

El evangelismo más efectivo ocurre de uno a uno, en las calles. La mayoría de los misioneros nativos caminan o andan en bicicletas entre aldeas, muy parecidos a los predicadores itinerantes del pasado.

Predicando en las calles y compartiendo el Evangelismo en lugares abiertos, muchas veces usando los megáfonos, es el método más común para proclamar el Evangelio. A veces, los evangelistas planifican el ir casa por casa para testificar y/o hacen campañas en carpas y distribuyen los sencillos tratados Evangélisticos en las cruzadas en las aldeas que duran una semana.

Porque la mayoría de los analfabetas vive en Asia, el Evangelio se les necesita proclamar sin literatura. Esto se hace transmitiendo “Hombre de misericordia”, una película sobre la vida de Jesucristo, y también usando casetes, rotafolios, y otros apoyos visuales para comunicar el Evangelio.

Los camiones, las camionetas, los altavoces sencillos, las bicicletas, los tratados, los libros, los letreros, y las banderas son las herramientas más importantes para nuestros misioneros. Por ser fácil de usar y de explicar, ahora se apoyan en las emisiones de radio, los tocacintas, los proyectores de película, y la televisión. Estos tipos de comunicación están disponibles en Asia a un costo bajo y se pueden comprar localmente sin tener que pagar impuestos de importación. Además, los evangelistas nativos estan familiarizados con ellos, y estos métodos no le asustan a la gente.

[ir hacia arriba]

¿Con su énfasis en el movimiento de las misiones nativas, creen que todavía hay lugar para los misioneros occidentales?

Sí, todavía existe un lugar para los misioneros del i oeste. Primero, todavía hay países como Morocco, Afganistán, y las Islas Maldivas, donde no hay una iglesia indígena que pudiera proveer de misioneros. En estos lugares, los misioneros de afuera – del Oeste, África, o Asia – son útiles para proclamar el Evangelio.

Segundo, los cristianos occidentales tienen habilidades técnicas que quizás necesiten sus hermanos y hermanas en las iglesias de los países en desarrollo. El trabajo de Los Traductores de la Biblia Wycliffe es buen ejemplo. Sus esfuerzos de traducción en los 4.000+ idiomas todavía sin una Biblia, son invaluables. Así que cuando las iglesias de los países en desarrollo invitan a los occidentales a que vengan y les ayuden – y si Dios quiere – los occidentales obviamente deben responder.

Por medio de contacto entre culturas y transcultural, estos ministerios son especialmente útiles porque les dan a los occidentales un mejor entendimiento de la situación de Asia. Los exalumnos de estos programas ayudan a otros en el oeste a entender las verdaderas necesidades de países del tercer mundo.

Y también hay que tener en cuenta que el Espíritu Santo sí llama a los individuos de una cultura a testificar en otra. Cuando Él llama, claro que debemos responder.

[ir hacia arriba]

¿Por qué no apoyan las iglesias en países del tercer mundo a sus propios misioneros?

Sí, los apoyan. De hecho, creemos que muchos cristianos en Asia dan un mayor porcentaje de su ingreso a las misiones que los occidentales. Pero las iglesias de Asia se componen principalmente de los pobres – los que pertenecen al cuarto de la población mundial que vive con unos dólares por semana. Ya que con frecuencia les falta el dinero en efectivo, suelen dar cosas como blanquillos, mangos, arroz o tapioca.

Muchas veces vemos que un misionero exitoso estará practicamente paralizado por el rápido crecimiento de su ministerio. Cuando el Espíritu Santo se mueve en gran manera en una aldea, el misionero exitoso a veces descubre que tiene a varios colaboradores entrenados y dotados. Estos “Timoteos” están listos para fundar congregaciones afiliadas. Sin embargo, el crecimiento rápido casi siempre sobrepasa la habilidad de la congregación original para apoyar a trabajadores adicionales. En tal situación la ayuda de afuera es vitalmente necesaria.

Mientras el Espíritu de Dios se sigue moviendo, muchos nuevos comités misioneros se forman. Algunas de las organizaciones misioneras más grandes del mundo ahora se localizan en Asia. Por ejemplo, en la actualidad, Evangelio para Asia apoya a más de 16.500 misioneros nativos y este número aumenta a una velocidad increíble. Pero a luz de la necesidad, necesitamos literalmente a cientos de miles de misioneros adicionales que requerirán más apoyo de afuera.

Por desgracia, hay algunas iglesias indígenas que no apoyan a los evangelistas nativos por la misma razón que algunas congregaciones occidentales no los apoyan: falta de visión en las vidas de los pastores y las congregaciones. Pero esto no significa que cristianos occidentales tengan que recostarse y perderse una de las oportunidades más grandes que tendrán para ser de impacto eterno y ayudar a evangelizar al mundo perdido.

[ir hacia arriba]

¿El patrocinio de los cristianos occidentales causará que los misioneros nativos dependan del oeste para apoyo en vez de la iglesia local?

El dinero de afuera no debilita a una iglesia creciente, sino el control de afuera. Los fondos del oeste liberan a los evangelistas para obedecer el llamado de Dios.

Después de generaciones de dominio colonial por occidentales, muchos asiáticos son sumamente conscientes del potencial problema del control extranjero por medio de los fondos de afuera. El tema es planteado en las discusiones que tienen los líderes misioneros nativos. Muchos comités nativos misioneros han desarrollado las políticas y prácticas para estipular el rendir cuentas sin el control extranjero.

En Evangelio para Asia, hemos tomado algunas medidas para asegurar que los fondos lleguen al misionero nativo de un modo responsable sin destruir la valiosa autonomía local.

Primero, nuestro proceso de selección y entrenamiento está diseñado para favorecer a los hombres y las mujeres que lo empiezan con la actitud correcta – los misioneros que dependen de Dios para su apoyo en vez de las personas.

Segundo, no hay supervisión del trabajo directa ni indirecta por los patrocinadores occidentales. El donante da el dinero del Señor al misionero por medio de Evangelio para Asia y, a su vez, enviamos el dinero a los líderes indígenas que supervisan los asuntos financieros en cada área. Por lo tanto, el misionero nativo esta dos veces efectivamente apartado de la fuente de los fondos. Este proceso se usa por algunas otras organizaciones que recaudan dinero en el oeste para apoyar a las misiones nativas. El sistema parece funcionar muy bien.

Por último, tan pronto como una nueva iglesia cristiana se establece, el misionero puede empezar a extenderse para evangelizar las aldeas cercanas aún no alcanzadas. Las nuevas congregaciones que funda alcanzarán suficiente estabilidad financiera para el patrocinarlo completo mientras todavía darán sacrificadamente para apoyar el evangelismo. Eventualmente, las iglesias indígenas podrán apoyar la mayoría del evangelismo pionero, pero hoy en día el trabajo es demasiado grande sin la ayuda del oeste.

La manera más rápida para promover la independencia económica de las iglesias asiáticas es apoyar el movimiento creciente de las misiones nativas. Mientras las congregaciones son fundadas, las bendiciones del Evangelio abundarán, y los nuevos creyentes asiáticos podrán apoyar un área de alcanze mayor.

Los fondos de patrocinio son como el capital invertido en el trabajo de Dios. Lo mejor que podemos hacer ahora para promover la independencia de la iglesia asiática es apoyar la mayor cantidad de misioneros nativos que sea posible.

[ir hacia arriba]

¿Cómo puede apoyar Evangelio para Asia a un misionero nativo por mucho menos dinero anual que el que necesita un misionero del oeste?

Existe una diferencia inmensa entre vivir al mismo nivel como una familia asiática, como hacen los misioneros nativos, y vivir a aún un nivel modesto según las normas occidentales. En la mayoría de las naciones donde apoyamos a los misioneros locales, de dos a cuatro dólares diarios son suficientes para sobrevivir. En muchos casos, es aproximadamente el mismo ingreso per capita de las personas que sirven.

Por otra parte, un misionero occidental se enfrenta a muchos gastos adicionales. Estos incluyen el transporte internacional en avión, el costo de enviar bienes al campo, las escuelas lingüísticas, las escuelas especiales que dan clases en inglés para sus hijos, y una vivienda al estilo occidental. Por otro lado, los misioneros nativos viven en las aldeas, al mismo nivel económico que los otros en la comunidad a quienes buscan alcanzar para Cristo.

El misionero occidental también se enfrenta con gastos de pasaporte, visa, y otros asuntos legales; los gastos de comunicarse con los donantes, cuidado médico extra, impuestos de importación, y requisitos de pagar impuestos en su país de origen. El costo de comida puede ser muy alto, especialmente si el misionero invita a otros occidentales, emplea a sirvientes para cocinar, y come alimentos importados.

Con frecuencia, los gobiernos anfitriones requieren que los misioneros extranjeros cumplan con los requisitos de impuestos especiales o informes, que normalmente requieren pago. La ropa, los zapatos y las prendas occidentales importadas, es cara. Muchos misioneros nativos escogen las sandalias y vestirse como la gente local.

Para un misionero occidental que tiene hijos, hay mucha presión para mantener un estilo de vida occidental. Con frecuencia, ésta se aumenta por la presión del grupo en las escuelas privadas donde los compañeros de clase son los hijos de empresarios internacionales y diplomáticos.

Por último, las vacaciones y los viajes o el turismo dentro del país no son considerados necesarios por los misioneros nativos como lo son para muchos occidentales. El costo de los libros ingleses importados, discos compactos, y las revistas es también un gasto considerable que no es parte del estilo de vida del misionero nativo. El resultado de todo esto es que los misioneros occidentales muchas veces necesitan 30 a 40 veces más dinero que los misioneros nativos para mantenerse.

[ir hacia arriba]

¿Cómo puedo saber que ministerios son sinceros y están en el centro de la voluntad de Dios?

Obviamente, usted no puede responder a todas las solicitudes, ¿qué criterio debe usar para tomar su decisión? Más abajo están algunas pautas útiles para donar a las misiones:

¿Los que piden dinero creen en las doctrinas fundamentales de la Palabra de Dios, o son liberales teológicamente? Cualquier misión que busca llevar a cabo la obra de Dios necesita estar comprometida con Su Palabra. ¿El grupo que pide dinero está afiliado con organizaciones liberales que niegan la verdad del Evangelio mientras guardan el título de “organización cristiana”? ¿Declaran los miembros sus creencias abiertamente? Hoy en día, hay muchos que permanecen en una zona ambigua, sin tomar una posición y tratando de no ofender a nadie, para que puedan recaudar dinero de todo el mundo, no importa si son amigos o enemigos de la cruz de Cristo. La Palabra de Dios se cumple con ellos: “Teniendo apariencia de piedad, mas habiendo negado la eficacia de ella…” (2 Tim. 3:5, RVA).

¿La meta de la misión es ganar almas, o solamente se enfocan en el ayuda social? Una mentira del diablo que dificulta el trabajo evangelista y que resulta en la pérdida de muchas almas es, “¿Cómo se le puede predicar el Evangelio a un hombre hambriento?” A causa de esta mentira, por cientos de años muchos fondos designados para las misiones han sido invertidos en el trabajo social en vez de predicar la Palabra.

Pregúntese antes de donar: ¿Esta misión se involucra en predicar el Evangelio de Jesucristo? La persona liberal cree que los humanos son básicamente buenos; por lo tanto, lo único que hay que hacer para resolver sus problemas es cambiar su ambiente. La Biblia dice que todos – ambos ricos y pobres – tienen que arrepentirse y venir a Cristo o se perderán. ¿Qué evangelio se predica en el grupo misionero que solicita su dinero?

¿La organización misionera se responsabiliza de sus finanzas? ¿Usan el dinero para el propósito designado? En Evangelio para Asia, cada centavo dado para patrocinar a un misionero se envía al campo. Nuestra oficina principal se sostiene con fondos dados para ese propósito. ¿Se auditan sus registros financieros por auditores independientes según algún procedimiento reconocido? ¿Están dispuestas a enviar un estado contable auditado a cualquier persona que lo pida?

¿Los miembros del grupo viven por fe o por la sabiduría humana? Dios nunca cambia Su plan: “[El justo por la fe vivirá”. (Gal. 3:11, RV). Cuando una misión sigue enviando solicitudes de crisis para sus gastos de mantenimiento en vez de para el evangelizmo, hay un problema. Es como si la misión dijera, “Dios hizo un compromiso, pero ahora está en problemas y tenemos que ayudarle.” Dios no promete nada que no cumple. Si una organización siempre suplica dinero, debemos preguntar si esa misión hace lo que Dios quiere. Nosotros creemos que necesitamos esperar en Dios para discernir Su voluntad y hacer solamente lo que Él nos enseña, en vez de dar tontos “pasos de fe” sin Su dirección. El fin no justifica los medios.

Finalmente, una advertencia. No busque una razón por la cual no donar a la obra de Dios. Recuerde, debemos dar todo lo que podemos, dejando solamente lo suficiente para satisfacer nuestras necesidades para que el Evangelio se predique antes de la noche, porque “la noche viene, cuando nadie puede obrar” (Juan 9:4, RV). Para la mayoría de nosotros, el problema no es que demos demasiado sino que damos muy poco. Vivimos con egoísmo y guardamos tesoros en la tierra que de pronto serán destruidos, mientras personas preciosas mueren y van al infierno.

[ir hacia arriba]

¿Cuál es su política de reembolso/devolución?

Si por cualquier razón usted descubre que algo que ha recibido de nosotros no es satisfactorio, por favor devolvélvanoslo dentro de los treinta días de haberlo recibido. Le enviaremos un cheque de reembolso, se le acreditara a su tarjeta o le reembolsaremos dependiendo de sus preferencias. Los costos de envío para devolver el (los) artículo(s) no se pueden reembolsar, a menos que se haya enviado incorrectamente, se encuentre dañado al recibirlo, o que este defectuoso.

Todos los pedidos serán procesados dentro de uno a tres días laborales y enviados por tierra a menos que usted pida otro tipo. Costos adicionales serán determinados para pedidos internacionales o de manejo especial. Llame 1-800-946-2742 para más información.

[ir hacia arriba]